Pasar al contenido principal

Control ciudadano

Control ciudadano

El control social es el derecho y el deber de los ciudadanos a participar, de manera individual o a través de sus organizaciones, redes sociales e instituciones, en la vigilancia de la gestión pública y sus resultados de acuerdo con lo establecido en la regulación aplicable y correcta utilización de los recursos y bienes públicos.

 

El control social tiene por objeto el seguimiento y evaluación de las políticas públicas y la gestión desarrollada por las autoridades públicas, para lo cual, la ciudadanía, de manera individual o por intermedio de organizaciones constituidas para tal fin, podrán desarrollar el control social a las políticas, y a la equidad, eficacia, eficiencia y transparencia en la prestación de los servicios y correcta utilización de los recursos y bienes públicos.