Pasar al contenido principal

Regiotram

Regiotram será una realidad en el segundo semestre de 2023

Se contemplan cuatro años de construcción y 15 de operación.

El gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, dio a conocer el modelo definitivo de contratación del Regiotram de Occidente, el proyecto del tren de cercanías que busca conectar los municipios de la Sabana occidente con Bogotá que, con una inversión de $2.1 billones, será realidad en el segundo semestre de 2023.

Regiotram

En presencia de 150 oferentes y afiliados a la Cámara Colombiana de Infraestructura, se desglosó el modelo que comprenderá un solo contrato en la modalidad de concesión, el cual deberá incluir ingeniería de detalle, construcción, suministro de trenes y señalización, operación y mantenimiento del sistema.

El contratista tendrá que cumplir con tres etapas: preconstrucción (fase de construcción, pruebas y puesta en marcha), operación y mantenimiento (prestación del servicio de transporte, recaudo e información y atención al usuario) y revisión de infraestructura.

“El Regiotram de Occidente es el proyecto de movilidad más importante del país en los últimos años. Es la primera experiencia de movilidad en un corredor férreo entre Facatativá, Madrid, Mosquera, Funza (Cundinamarca), Fontibón, Puente Aranda y La Candelaria (Bogotá), que permitirá un transporte cómodo, eficiente en tiempo y amigable con el medio ambiente”, afirmó el mandatario.

El cronograma del proyecto contempla que el próximo mes de mayo se concrete la estructuración técnica, legal y financiera; entre la segunda y tercera semana de junio, la publicación de prepliegos; la primera semana de julio, la publicación de pliegos; en octubre, la recepción de ofertas; en noviembre, la adjudicación y, finalmente, la firma del contrato e inicio de la obra para diciembre.

Cronograma

 

En ese momento, el proyecto se encuentra en pleno proceso de revisión frente a los estudios de demanda, frecuencias y tarifas de último orden. No obstante, planean que el costo del pasaje sea diferencial teniendo en cuenta la distancia y kilómetros recorridos por los trenes. “Habrá unas frecuencias y tarifas diferentes para el tramo Bogotá-Facatativá, Bogotá- Madrid, Bogotá-Mosquera, Bogotá- Funza... y al interior de la capital manejaremos otras tarifas que se equiparán a las del sistema de transporte masivo del Distrito”, indicó Rey.

Cabe recordar que las vigencias futuras de la nación y del departamento fueron aprobadas en 2017 y, desde entonces, inició el proceso de estructuración del crédito, contratado con una banca privada que, se espera, tenga el cierre financiero efectivo del proyecto al finalizar este año. La cofinanciación acordada implica una inversión de $1.9 billones: $1.3 de la nación (70%) y $600 mil millones de Cundinamarca (30%).

“Estamos haciendo un estudio financiero y tarifario que permita que parte de los recursos de la cofinanciación que iba a ser destinados solo para infraestructura, sean aplicados también a la adquisición de material rodante, para reducir la necesidad de inversión de los privados en trenes, en el proceso de operación y en mantenimiento. Esto con el fin de lograr tarifas convenientes para los pasajeros entre la Sabana y Bogotá.

El estudio, hecho el grupo estructurador, de las estaciones localizadas en la Sabana occidente como y Bogotá determinó el aumento del número de estaciones ubicadas en los municipios. Por ejemplo, en Funza se consideraba solo una estación, pero, teniendo en cuenta los estándares de demanda por su crecimiento potencial en los próximos años, se planean dos: una en el sector Tres Esquinas, donde funcionaba la estación del tren, y otra en el Parque Industrial San Carlos.

trazado

Conexión con Transmilenio y Metro

“Vamos a hacer integración tecnológica con el Distrito capital. Hace un par de meses, el Distrito abrió las especificaciones técnicas de sus sistemas tecnológicos de pago, entonces nosotros asumiremos esas condiciones técnicas dentro de nuestra plataforma tecnológica garantizando que una persona que se suba al sistema tren pueda hacer pagos en el Sistema Transmilenio y en el Sistema Metro, con la misma tarjeta”, indicó el gobernador.

Asimismo, se ha considerado que las estaciones del tren tengan bici parqueaderos y que una parte de los vagones esté acondicionada para transportar bicicletas. Así, los pasajeros se movilizarían en bicicleta para llegar a la estación del tren y al descender en Bogotá, la usarían para acercarse a su sitio de destino.

En el sector suburbano, los trenes manejarán velocidades máximas de entre 70 y 80 km/h y en el casco urbano, perímetro del Distrito, serán velocidades entre 28 y 30 km/h. Serán 30 trenes, cada uno de 100 metros y una capacidad máxima para transportar 450 pasajeros.